¿Por qué es importante visitar al dentista?

La placa que se forma en la superficie de los dientes está compuesta por proteínas salivales, bacterias, azúcares complejos y ácidos. El cepillado de los dientes y el uso de enjuagues bucales e hilo dental a diario reducen estas acumulaciones. Sin embargo, si la higiene bucal no es óptima, la placa dental acaba formándose a largo plazo, y con la acumulación de minerales se convierte en sarro.

Una vez que el sarro aparece, debe eliminarlo un dentista o un higienista. El sarro es uno de los factores responsables de la gingivitis y de la decoloración de los dientes. Por eso te recomendamos encarecidamente que vayas al dentista con regularidad.

REVISIONES PERIÓDICAS

La función de los dentistas consiste tanto en prevenir como en curar. En primer lugar, tu dentista querrá conocer:

  • Las características de tu boca.
  • Tus hábitos alimenticios y las bebidas que tomas.
  • Si sigues algún tipo de medicación.

¿Por qué? Para asesorarte sobre los hábitos de higiene bucal adecuados y ayudarte a incorporarlos a tu vida diaria. Puede recordarte cómo cepillarte los dientes correctamente y aconsejarte sobre qué enjuague bucal usar.

Visita a tu dentista periódicamente. No olvides que es recomendable llevar a los niños a revisiones desde que son muy pequeños.

¿Porqué enferman los dientes?

La caries es la destrucción progresiva del diente, que se va desminaralizando.

¿Cómo se desarrollan las caries?

Progresa siempre del exterior hacia el interior del diente. Empieza con la destrucción del esmalte, esta fase aún no es dolorosa. Si sigue progresando destruirá otras capas del diente y empezará a ser doloroso ante el contacto con el calor, el frío y el azúcar. Si no se trata, la caries continua evolucionando, producirá dolores fuertes y espontáneos y la destrucción del diente. Puede llegar a producir un absceso y otras enfermedades.

La caries es una enfermedad infecciosa multifactorial. Hay cuatro factores que influyen:

  • Dientes susceptibles: algunos de nosotros tenemos los dientes más frágiles que otros.
  • La placa dental bacteriana: es una película clara, delgada y pegajosa compuesta de bacterias, desechos de comida y componentes de saliva. La placa se acumula en los dientes y está asociada tanto con las caries dentales como con las enfermedades de las encías. Remover mecánicamente la placa cepillándose es el método más efectivo para la limpieza de los dientes y la prevención de enfermedades de las encías.
  • Alimentación: los alimentos ricos en ácidos ( zumos, colas, ketchup,…) y en hidratos de carbono fermentados (dulces) favorecen la desmineralización.
  • Tiempo de exposición: estos factores juntos crean un medio ambiente para que la bacteria se multiplique.

¿Qué pasa cuando hay caries?

Pueden doler, dificultar la ingestión de alimentos, el sueño, la digestión, la comunicación, el aprendizaje y el juego, y puede crear una autoestima baja. Pueden provocar otras infecciones.

La enfermedad de las encías afecta los tejidos blandos que sujetan los dientes y es la mayor causa de pérdida de dientes en adulto.