¿Por qué es importante visitar al dentista?

La placa que se forma en la superficie de los dientes está compuesta por proteínas salivales, bacterias, azúcares complejos y ácidos. El cepillado de los dientes y el uso de enjuagues bucales e hilo dental a diario reducen estas acumulaciones. Sin embargo, si la higiene bucal no es óptima, la placa dental acaba formándose a largo plazo, y con la acumulación de minerales se convierte en sarro.

Una vez que el sarro aparece, debe eliminarlo un dentista o un higienista. El sarro es uno de los factores responsables de la gingivitis y de la decoloración de los dientes. Por eso te recomendamos encarecidamente que vayas al dentista con regularidad.

REVISIONES PERIÓDICAS

La función de los dentistas consiste tanto en prevenir como en curar. En primer lugar, tu dentista querrá conocer:

  • Las características de tu boca.
  • Tus hábitos alimenticios y las bebidas que tomas.
  • Si sigues algún tipo de medicación.

¿Por qué? Para asesorarte sobre los hábitos de higiene bucal adecuados y ayudarte a incorporarlos a tu vida diaria. Puede recordarte cómo cepillarte los dientes correctamente y aconsejarte sobre qué enjuague bucal usar.

Visita a tu dentista periódicamente. No olvides que es recomendable llevar a los niños a revisiones desde que son muy pequeños.