La reendodoncia es el retratamiento de los conductos radiculares del diente, este tratamiento se realiza cuando el tratamiento de endodoncia no ha funcionado.

La endodoncia de un diente puede fracasar por diferentes motivos:

  • Lo más frecuente es cuando no se ha podido eliminar todas las bacterias en los conductos radiculares.
  • Las bacterias pueden invadir el conducto ya tratado una vez finalizado el tratamiento ya que en la mayoría de casos hay microfiltraciones de bacterias.
  • Otras causas pueden el no haber limpiado o terminado el sellado de los conductos y las calcificaciones de los conductos radiculares.

    Se realiza este tratamiento cuando:

    • El dolor no ha cambiado o ha empeorado en una pieza endodonciada y se ha descartado la fractura dental.
    • Flemónes en la zona de la pieza endodonciada.
    • Sensibilidad a las masticación y a la palpación de la zona donde hay el diente endodonciado.
    • En la radiografía se pueden observar uno o más conductos sin tratar, conductos radiculares mal obturados, conductos no preparados o no obturados a la profundidad apropiada, imagen de infección  y caries.

    Antes de realizar la reendodoncia, el dentista especialista (endodoncista) debe comprobar que el diente puede volver a reconstruirse, la posibilidad de acceder a los conductos radiculares sin recurrir a la cirugía. Además el paciente debe mostrar unos hábitos de higiene oral adecuados.

    La reendodoncia está contraindicada en los siguientes casos:

    • Cuando no es posible volver a reconstruir el diente después de hacer el retratamiento.
    • Cuando peligra el diente porque tiene una movilidad excesiva como consecuencia de la enfermedad periodontal.
    • Si el paciente no tiene la motivación suficiente para conservar su diente natural.
    • Si el paciente no es capaz de mantener una higiene oral adecuada.
    • Cuando es imposible acceder a los conductos radiculares porque están calcificados o hay presencia de postes de gran tamaño bien encajados.
    • Cuando por accidente se ha fracturado una lima dentro del conducto y no termina de curar la endodoncia, en este caso el mejor tratamiento será la cirugía apical. En dientes con fracturas verticales que no curan, hay que proceder a la extracción si tiene una única raíz.

    Si estás interesado en recibir este tratamiento pide cita mediante nuestro formulario de contacto o Tel. de atención. Si deseas más información, ponte en contacto con nosotros y te responderemos cuanto antes.

    Pulsa aquí para añadir un texto